• Industrial
  • Robótica
  • Industrial
  • Robótica
Anuncio Anuncio Anuncio
Anuncio

Precintadoras

Si hablamos de empaquetar y asegurar que las cajas lleguen firmes y bien a su destino, las herramientas que hay que usar siempre son las precintadoras.

¿Quieres profundizar en su definición y aprender todo sobre ellas?

Pues aquí te contamos de forma clara y sencilla qué son las precintadoras, cómo funcionan, qué tipos existen y por qué son tan importantes.

Fuente: Controlpack Systems. Precintadora de cajas automática de formato fijo Robotape CF.

¿Qué es una precintadora?

Una precintadora es una máquina diseñada para poner cinta adhesiva a las cajas de cartón

¿Qué pasaría si un trabajador de fábrica tuviera que sellar cientos de cajas a mano todos los días? Sería un proceso lento y agotador. Pero con las precintadoras, todo se agiliza y se hace más fácil.

3 tipos de precintadoras más usadas: Para cada necesidad, una solución

Precintadoras manuales

Son las más sencillas y económicas. Son como grandes dispensadores de cinta que usas con la mano. 

Perfectas para pequeñas empresas o tareas de empaquetado más esporádicas.

Precintadoras semiautomáticas

Estas ya son más sofisticadas y necesitan menos esfuerzo humano que las manuales.

Colocas la caja en la máquina y ella aplica la cinta de forma uniforme. 

Son ideales para negocios con un volumen de empaquetado moderado que están creciendo.

Precintadoras automáticas

La joya de la corona en el mundo de las precintadoras.

Pueden sellar una gran cantidad de cajas rápidamente, sin apenas intervención humana.

Son esenciales en grandes centros de distribución y fábricas.

¿Cuáles son las características que definen a estas máquinas?

  • Velocidad. Una precintadora rápida marca una gran diferencia en una línea de producción. La velocidad se mide en cajas selladas por minuto.
  • Tamaño y ajuste. Algunas precintadoras se ajustan automáticamente al tamaño de la caja, lo que es un gran plus. Otras requieren ajuste manual, lo que lleva más tiempo.
  • Durabilidad. Una buena precintadora es robusta y dura mucho tiempo, incluso con uso constante.
  • Facilidad de uso. Porque nadie quiere leer manuales complejos. Una buena precintadora es fácil de entender y de mantener.
Fuente: Embalajes RAJA. Ejemplo de uso de una cerradora de cajas manual.

¿Por qué son importantes las precintadoras en la industria del packaging?

En el mundo del comercio, especialmente online, el empaquetado y envío de productos es un proceso que no puede fallar. 

Una precintadora buena y potente hace que las cajas se sellen bien, protegiendo su contenido y garantizando que lleguen a su destino en perfecto estado. 

Además, ayudan a acelerar el proceso de empaque. Así los productos llegarán antes a los clientes.

Conclusión: No pueden faltar precintadoras en una industria de embalaje que se precie

Una buena precintadora hace que tengas continuamente la sensación de que tu paquete llegará a destino perfectamente sellado y seguro. Y eso, es tranquilidad necesaria para cualquier empresario.

Con esta guía, esperamos haberte ayudado a entender mejor estas herramientas.

Para seguir aprendiendo más sobre packaging, en nuestra revista encontrarás todo lo necesario. ¡Te esperamos en los comentarios! 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenido!

Inicia sesión

¡Crea una nueva cuenta!

Rellena el formulario para registrarte

Recupera tu contraseña

Por favor introduce tu nombre de usuario o email para recuperar tu contraseña